Seleccionar página

Es bien sabido por todos que alargar la vida útil de un producto, sea cual sea, dependerá en gran medida del uso y el cuidado que le demos a este. Por supuesto, los colchones no iban a ser menos y poder disfrutar de un buen colchón en perfectas condiciones el máximo de tiempo posible está directamente relacionado con seguir una serie de pautas de cuidados del colchón de forma rigurosa.

Dentro de los cuidados de un colchón nos encontramos con el pilar fundamental de este, su limpieza que, además, como veremos a continuación, también nos afecta directamente a nuestra salud.
El primer enemigo de un colchón que nos encontramos y que, además, afecta directamente al durmiente, son los ácaros. Dormir, literalmente, con la compañía de los ácaros nos puede producir desde un sinfín de alergias hasta problemas de descanso e insomnio, de ahí la importancia de la limpieza del colchón.

Para acabar con la presencia de ácaros en nuestros colchones el método de limpieza del colchón que erróneamente se suele llevar a cabo es ventilar la habitación y las sábanas al despertar y cambiar con frecuencia las mismas. Con esto sólo conseguiremos que los ácaros mueran y, al cambiar las sábanas, hacer desaparecer sus restos, sin embargo, una gran parte de sus “esqueletos” seguirán anidados en nuestros colchones.

Por supuesto, los ácaros y la suciedad por las partículas del ambiente no es lo único que puede estropear nuestro colchón, también nos podemos encontrar con las temibles manchas.
Lo recomendable, para poder evitar en la medida de lo posible manchar nuestros colchones, es utilizar un cubre colchón pero, como sobre gustos no hay nada escrito, hay personas a las que no les gusta utilizarlo aun con la posibilidad de que el colchón se manche rápidamente.

Una de las manchas más frecuentes en un colchón son aquellas causadas por la orina, habiendo niños o, incluso, mascotas en casa, una mancha de orina es muy común. En el caso de este tipo de manchas, la limpieza del colchón que deberemos llevar a cabo es, en el caso de que la mancha este ya seca, humedecer un poco la zona, espolvorear un poco de bórax y frotar bien este sobre la mancha, espera a que seque por completo y entonces pasa la aspiradora por la superficie.

Otra mancha en colchones muy recurrente es la producida por el moho en colchones, por ejemplo, de segundas residencias situadas en ciudades húmedas. La limpieza del colchón en caso de moho es muy sencilla, en primer lugar tendrás que dejar el colchón al sol el tiempo necesario hasta que se elimine por completo la humedad. Hecho esto frota las zonas de moho para eliminar en gran parte este y seguidamente pasa una aspiradora por ambos lados del colchón, se recomienda deshacerse del filtro y la bolsa de la aspiradora una vez hayas terminado para evitar que las esporas se escapen. Vierte en un bol una mezcla a partes iguales de agua tibia y alcohol isopropílico (puedes encontrarlo en farmacias) y aplícalo con una esponja en las zonas afectadas, déjalo actuar un poco y enjuaga con agua tibia y siempre con un paño blanco para evitar transferir colores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR